viernes, 13 de abril de 2012

Inteligencia emocional en la escuela ¿Por qué seguimos sin tenerla en cuenta?

Hoy, leyendo twitts de mis compañeros de universidad, concretamente de Laura Martínez, me ha llegado esta noticia, en la que se ha realizado un estudio en el hospital San Joan de Déu de Barcelona sobre inteligencia emocional. 
En ella, se llega a la conclusión de que el bienestar emocional influye directamente en el progreso académico. Por eso, se pide que en los centros se incluya la educación emocional (trabajando las emociones y potenciando la inteligencia emocional) en el currículo para mejorar los resultados académicos de los alumnos.
                                                                 Algo tan sencillo como identificar, diferenciar y mostrar las emociones 
                                                                         no se trabaja apenas en nuestro país. Y es muy importante.


En la web que he mencionado anteriormente, además de aparecer más conclusiones sobre el estudio, se habla de las posibilidades que tiene este trabajo emocional en la escuela, y la importancia de convertir la escuela en una escuela real y humana. Además, aparecen algunos ejemplos de herramientas informáticas para utilizar muy interesantes.

Este estudio no es el primero ni será el último posiblemente que se realice para corroborar la importancia de trabajar la inteligencia emocional en el aula y que aparezca como tal en el currículo (así nos aseguramos de que todos los maestros lo trabajen). ¿Por qué siendo tan importante aún no aparece? ¿Quizás estamos demasiado ocupados obligando a nuestros alumnos a aprender conceptos y conocimientos a veces sin sentido sin darnos cuenta de que la parte emocional es igual o incluso más importante que la cognoscitiva? ¿No nos damos cuenta que somos capaces de potenciar la inteligencia emocional a la misma vez que se trabajan otros conocimientos?
¿Vosotros qué creéis?





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada