domingo, 2 de septiembre de 2012

Los beneficios de la música funcional en el ámbito laboral

En esta entrada, explico la diferencia entre música de fondo y música funcional, los beneficios que aporta esta música, y los efectos psicobiológicos que tiene la música según diversas investigaciones.


En muchas ocasiones, para realizar cualquier tarea, hemos puesto música de fondo. Quizás para no sentirnos solos, o para evitar la monotonía... Por ejemplo, algunos centros comerciales, en ocasiones utilizan música para hacernos comprar más rápido, o todo lo contrario. Esta "música de fondo" programada para hacernos comprar más, es lo que se conoce como música funcional (en el ámbito laboral).

En muchas ocasiones los centros comerciales utilizan diversos programas de música funcional
para que nos adaptemos a sus exigencias: Comprar rápido porque van a cerrar, o comprar más lentos
para que miremos más y llenemos más el carro... es una forma de manipulación pero que usado en 
otros contextos puede ayudar a mekprar funcionamiento de una empresa.


La música funcional, es aquella música preprogramada y racionada, que tienen un fin concreto, como puede ser potenciar la productividad de una empresa (utilizando música que evite recursos o cambios que distraigan). En muchas ocasiones se percibe de forma inconsciente.
Este tipo de música se utiliza en lugares del trabajo para aumentar la productividad, reducir la monotonía laboral, reducir tensiones y el aburrimiento, reducir los efectos de ruidos externos... En general, tiene múltiples usos que son aplicables sobre todo en trabajos más mecánicos y/o que requieren mucho personal.

Toda música funcional es "música de fondo", pero no toda música de fondo es música funcional, ya que cuando escuchamos música de fondo no tiene por qué ser programada y racionada.

Para saber porqué este tipo de música "funciona", citaré al doctor Rolando Benenzon, ya que en su libro "Musicoterapia de la teoría a la práctica", explica que la razón de que la música funcional se utilice con estos fines, se debe a los efectos psicofisiológicos que posee la música (según diversas investigaciones): 
"1) La música aumenta el metabolismo.
2) Según su ritmo aumenta o disminuye la energía muscular.

3) Acelera la respiración o disminuye su frecuencia.

4) Produce variado, pero marcado efecto sobre el volumen relativo de la sangre y modifica las características del pulso y la presión arterial.

5) Disminuye, a través de distintos mecanismos, el impacto de los estímulos sensoriales.

6) Aumenta la ejecución de actividades voluntarias, como escribir a máquina.

7) Tiende a reducir o demorar la aparición de la fatiga y consecuentemente aumenta el tono muscular.

8) Incrementa la facilitación de los reflejos musculares empleados en la motricidad fina.

9) Reduce la normal sugestibilidad

10) Influye sobre la conductividad eléctrica del cuerpo, manifestándose como crecimiento de las fluctuaciones del índice psicogalvánico. (...)

11) (...)Cierta clase de música para cierto tipo de gente, puede llegar a sostener la atención, prolongando así el desempeño psicomotor más allá de los efectos de algunas drogas.

12) Produce variantes en el reflejo de Hoffman."
           (Benenzon, 11: 144-146)

Por todas estas características, es por lo que en muchas ocasiones la música se pone al servicio de los seres humanos en empresas de diverso tipo (escuelas privadas, centros comerciales, gimnasios...), creando diversos programas de música funcional, que tendrán diferentes funciones según las exigencias de su creador. 

Por internet, podeis encontrar varios trabajos de investigación realizados con música funcional, en la que avalan sus grandes resultados en el mundo laboral. La música funcional es un recurso empresarial que no todo el mundo conoce, y que es muy recomendado. Los beneficios que puede aportar este tipo de música en una empresa, son varios, tanto para los altos cargos como para los trabajadores, ya que, como mencionaba, además de aumentar la productividad, ayuda a crear mejor ambiente y a reducir tensiones y la monotonía de los empleados... pero quizás, en algunas ocasiones, utilizar la música funcional nos puede dar la sensación de ser manipulados de forma inconsciente. Por ejemplo, cuando compramos en un supermercado. ¿No os ha pasado nunca de que al entrar a un sitio a comprar, habéis comprado de forma más relajada o rápida de la que teníais pensada? 
¿A que sería interesante encontrar diversos programas de música funcional en cada lugar al que vamos? ¿O pensáis que podría ser estresante estar escuchando música en cada sitio?

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Imagen
Bibliografía: Benenzon, R. O. (2011). Musicoterapia de la teoría a la práctica, nueva edición ampliada. Buenos Aires: Paidós.


No hay comentarios:

Publicar un comentario